Algunas personas secuestran nuestra atención al instante y otras son como una bola de paja en el desierto.

A mucha gente, lo de captar la atención de alguien les parece irrelevante.
Y a muchos otros, conseguir eso les parece una cuestión de talento.

Por talento, me refiero a que creen cosas como:

Que esas personas conocen un oscuro secreto, solo accesible a unos pocos.

Que nunca se ponen nerviosos.

Que han aprendido una técnica de un máster americano de unos cuantos ceros.

Quizá son guapos, ligones, rubios, pelirrojos, tienen una voz grave, de terciopelo, visten bien, labia, don de gentes, saber estar, dinero infinito en el banco, suerte, estatus, fama, buen cuerpo, sex appeal, han estudiado periodismo, X, Y ,Z, wtf.

O yo que se, han nacido con diez mil puntos de carisma en el juego de la vida. Como en los sims.

Todo eso está muy bien, pero malas noticias.
Lo digo por si crees que tiene que ver algo con eso.

Soy Borja, actor de voz.

La cosa es esta:

Escribo todas las semanas sobre voz, creación de contenidos y negocios creativos.

Puede que no lo pienses, pero todo eso tiene mucho que ver con captar la atención para que te compren, te vean, te hagan caso o te respondan a ese correo pidiendo algo.

Yo solo por curiosidad me apuntaría, pero es que soy un curioso enfermizo, así que a mi no me preguntes.

Si eso es algo que te mola, deja tu correo aquí y te unes a los cientos de personas que la leen.

Y si no quieres apuntarte, eso es todo.